Imagina este momento: vas caminando rumbo a tu casa, y en una calle ves una chamarra que te llama la atención, está en oferta y solo quedan unas cuantas. Te metes en la tienda, te la pruebas y queda perfecta, pero no traes tu tarjeta de crédito y solo cargas la de débito con saldo insuficiente.

A muchos nos ha pasado una situación parecida, en donde no traemos la tarjeta adecuada para el momento adecuado. Así que para resolver este problema, tenemos para ti la oportunidad de tener todas tus cuentas en un solo lugar: la app de Swap, que funciona como una especie de wallet para utilizar la tarjeta que necesites.

Es muy común que carguemos con el teléfono, que con la cartera, por ello es más fácil utilizar la aplicación de Swap y la tarjeta a la hora de pagar con la tarjeta que tú quieras. Eso sí, para hacerlo, necesitas un par de acciones previas:

Dar de alta las tarjetas

No importa que sea tarjeta de crédito o débito nacionales de Visa, Mastercard y American Express, tienes un límite de 6 plásticos y recuerda que el titular siempre deberá ser el mismo que el dueño de la app, de no ser así, tu cuenta será bloqueada automáticamente.

Subir tu tarjeta a la app es simple, solo tienes que brindar información sobre el plástico, pero Swap hará una validación para confirmar que es tu tarjeta, no te preocupes pues dicho monto será abonado a tu saldo Swap y podrás disponer de él cuando quieras.

Si el cargo de validación no se realizó, la app te pedirá una foto de la tarjeta que deseas agregar, para tomarla debes cubrir los primeros 12 dígitos de tu tarjeta, fecha y CVV, solo deben ser visibles los últimos 4 dígitos y el nombre. Luego de 24 horas, podrás disponer de dicha tarjeta para sumar saldo a tu cuenta Swap.

Pide tu tarjeta

Una vez que hayas activado tu cuenta en Swap tienes la posibilidad de solicitar una tarjeta de débito que te permitirá utilizar tu saldo en cualquier local físico o realizar una compra en línea. Ésta es muy importante para que puedas mover dinero de tus tarjetas de otros bancos y utilizarla en dicho plástico.

El registro es bastante sencillo y tu plástico te llegará en unos días sin costo adicional y a cualquier parte de la república mexicana.

Eso sí, tener una tarjeta de débito de Swap no genera comisiones, no tiene anualidades, no necesitas cubrir un saldo mínimo, no aplica multas ni recargos por uso, ni nada de eso que los bancos te solicitan para abrir una cuenta con ellos.

La ventaja de tener una tarjeta de débito con Swap, es que puedas utilizar el saldo de tu cuenta en espacios físicos o tiendas en línea y no únicamente se quede en transferencias entre amigos, cuentas Swap o a través del teclado.

Finalmente, la tarjeta está respaldada por Visa y cuenta con tecnología contactless, por lo que puedes pagar sin necesidad de introducir la tarjeta, hacer compras más rápidas y evitar el contacto con las terminales punto de venta.

Carga en tu bolsa una sola tarjeta

Hasta ahora hemos hablado del saldo y la tarjeta, pero ¿cómo puedo hacer que mi tarjeta Swap utilice todas mis tarjetas? El proceso es más sencillo de lo que crees. Lo único que tienes que hacer es cargar en tu bolsa tu tarjeta y tu smartphone con la app de Swap.

Ahora, cada vez que vayas a pagar por algo, utiliza tu tarjeta de débito Swap, si no tiene fondos, utiliza cualquiera de tus tarjetas para fondear saldo. Recuerda que cada transacción de tarjeta de débito a tu saldo no tiene costos o comisiones extra, eso sí, en caso de que utilices tarjetas de crédito se aplicará una comisión del 3% del monto más IVA en tarjetas Visa y MasterCard, mientras que el caso de American Express aplica un 5% más IVA.

Por ejemplo, si decides poner 100 pesos de saldo en tu cuenta Swap con una tarjeta de crédito Visa, el cargo que se aplicará será de 103.48 pesos, que son los 100 pesos de tu saldo, más 3 pesos de comisión y 0.48 de IVA sobre los tres pesos de comisión.

Así que antes de hacer un pago, podrías revisar tu saldo de Swap, comenzar a utilizar tu cuenta es muy fácil, además tienes la oportunidad de transferir dinero a cualquier persona aunque no tengas su cuenta de banco, pues con el teclado Swap puedes enviar dinero a través de WhatsApp o cualquier red social de tu preferencia.

Ves cómo Swap te puede sacar de un apuro, hacer tu administración más sencilla y sobre todo, te permite abrir una cuenta en minutos.